TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIÓN

las distorsiones cognitivas respecto al peso pueden provocar un trastorno de alimentacion



El garabato de un niño
es tu cuerpo de mujer
rectas, curvas,
curvas, rectas,
imposible de aprender

Antonio Flores





Los trastornos del comportamiento alimentario son una serie de alteraciones conductuales de diferente severidad, que afectan a todos los grupos de edad, siendo más prevalente en las mujeres jovenes.


A pesar de que en principio estarían contemplados la anorexia, bulimia y sobreingesta compulsiva, es importante tener en cuenta la obesidad, por los factores psicológicos implicados en muchas ocasiones en su génesis y mantenimiento.

En los trastornos del comportamiento alimentario se unen los problemas de índole física con los psicológicos, siendo necesario un abordaje multidisciplinar en los casos severos

Detrás de los trastornos de alimentación existe una desregulación en el control de impulsos: en el caso de los anoréxicos buscan el control férreo sobre la comida como forma de controlar su vida, en el caso de las personas que padecen sobreingesta compulsiva o bulimina, la ansiedad o problemas emocionales generan una falta de control sobre la ingesta.

Del mismo modo los pacientes con obesidad mórbida se pueden ver beneficiados de un programa psicológico para intentar reducir peso, mejorar sus hábitos de vida y aprender a tener una relación diferente con el mundo a través de la comida.






ARTÍCULOS RELACIONADOS





ANOREXIA NERVIOSA


Rasgos










BULIMIA








INDICE DE MASA CORPORAL (IMC)

El índice de masa corporal (IMC) es un método simple y ampliamente usado para estimar la proporción de grasa corporal de una persona. Se calcula con facilidad dividiendo el peso del sujeto expresado en kilogramos, entre el cuadrado de su altura en metros.


ABORDAJE PSICOLOGICO EN LOS TRASTORNOS DE ALIMENTACION

Los trastornos de alimentación requieren en la mayoría de los casos un abordaje médico y psicológico.
Trastornos como la anorexia nerviosa, que comienzan habitualmente a una edad muy temprana, deberían ser tratados desde un punto psicológico en sus primeras manifestaciones. Desgraciadamente las primeras señales del problema son detectadas por los padres cuando el adolescente ya tiene fuertemente asentada su conducta de restricción alimentaria.

Otro problema frecuente es la bulimia nerviosa (en algunos casos los pacientes anoréxicos desarrollan posteriormente una bulimia).

La sobreingesta compulsiva, consistente en ciclos de atracones y dietas casi permanentes, producen fuertes sentimientos de culpabilidad y baja autoestima, además de otros sentimientos negativos que sería importante considerar desde un punto de vista psicológico.


CUANDO SE PUEDE SOSPECHAR UN TRASTORNO DE ALIMENTACIÓN

1. CUANDO SEA UN PROBLEMA QUE NOS PREOCUPE Y NOS CAUSE MALESTAR

Pero... no todo trastorno de alimentación se traduce en anorexia, bulimia o sobreingesta compulsiva

Lo primero, vamos a analizar las causas, por qué se produce un trastorno de alimentación:


DISTORSIONES COGNITIVAS EN TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN

LA DOCENA SUCIA

Tanto en la anorexia como en la bulimia nerviosas se pueden observar pensamientos inadecuados y persistentes que se refieren principalmente a la comida, al peso o al aspecto corporal. En cuanto al aspecto corporal se pueden destacar una serie de distorsiones cognitivas expuestas por T. Cash. y conocidas como la «docena sucia».



1. La bella y la bestia. Caracterizado por pensamientos polarizados sin aceptar términos medios: «O soy atractiva o soy fea», «O peso lo que quiero o soy gorda»

2. El ideal irreal. Los sentimientos de fealdad aparecen al compararse con los ideales que la cultura y la sociedad imponen en ese momento: «Debo tener la apariencia de una modelo de portada»


QUÉ ES LA ANOREXIA NERVIOSA

La anorexia nerviosa es un trastorno complejo. En su aparición y mantenimiento hay factores genéticos, psicológicos, cognitivos, socioculturales y familiares que interactúan.

Los signos más evidentes de este trastorno son una´acusada pérdida de peso por un ayuno extremo y en mujeres la retirada de la menstruación. Las personas que sufren de anorexia nerviosa tienen un miedo intenso a aumentar de peso y alterar su imagen personal, con lo que practican dietas muy restrictivas y no son capaces de reconocer que tienen un problema. Existe una distorsión de su imagen, por lo que a pesar de su extremada delgadez, suelen tener una percepción de un mayor volumen corporal del real.


RASGOS DE LA ANOREXIA NERVIOSA


la anorexia nerviosa tiene un patrón físico, cognitivo y emocional muy característico
La Anorexia Nerviosa es un trastorno mental caracterizado por un perfeccionismo extremo que se manifiesta y centra alrededor de la ingesta de alimentos y la imagen corporal, llevando al enfermo/a a unos límites de restricción obsesiva, con profundo miedo a la pérdida de su control enfocado en mantener un peso extremadamente bajo.

QUÉ FACTORES INTERVIENEN EN EL DESARROLLO DE LA ANOREXIA

FACTORES PRECIPITANTES



- Cambios corporales propios de la adolescencia

- Separaciones y pérdidas

- Rupturas conyugales de los padres

- Contactos sexuales

- Incremento rápido de peso

- Críticas respecto al cuerpo 

- Enfermedad adelgazante

- Traumatismo desfigurador

- Incremento de actividad física

- Acontecimientos vitales

- Problemas de aceptación del grupo de referencia

- Madre preocupada por la estética corporal

¿PIENSO ASÍ? PUEDO TENER ANOREXIA

El rasgo central en los pensamientos de la persona que padece anorexia: la necesidad prioritaria de estar delgada. En torno a ello gira su vida: comida, dieta, peso, figura, delgadez, tallas... No existe nada más, nada importa, y cualquier comentario respecto a la necesidad de coger un poco de peso se toma como un ataque personal que puede desatar la hostilidad de la persona con este problema, pensando que sólo quieren perjudicarle.

es necesario conocer los pensamientos de una persona con anorexia para poder ayudarle a rebatir sus certezas

SÍNTOMAS FÍSICOS ANOREXIA

La persona que padece una anorexia nerviosa se niega a reconocer sus problemas, especialmente la delgadez extrema (se siguen viendo gruesos). Sin embargo, tal vez un autoexamen de la persona, de los síntomas físicos sin necesidad de un espejo ni una confrontación de la figura, pueda ayudarle a reconocer estos síntomas.

es importante que una persona que empieza a debutar con este trastorno conozca los síntomas físicos que puede llegar a padecer

SÍNTOMAS CONDUCTUALES DE LA ANOREXIA NERVIOSA

La familia y amigos pueden observar cambios en el comportamiento de la persona que está padeciendo una anorexia nerviosa. Estos son algunas de las conductas más frecuentes en este trastorno

SÍNTOMAS EMOCIONALES DE LA ANOREXIA NERVIOSA

El paciente con una anorexia nerviosa sufre tremendamente. Siente la incomprensión del mundo, parece que nadie se alegre de "verle cada vez mejor", ya que no son capaces de comprender que esa delgadez que ellos ven como un triunfo es preocupante para sus seres queridos. 

La persona se mete en su propio mundo con una única obsesión: adelgazar cada vez más, sin considerar sus sacrificios como tales, sólo son un pulso contra sí mismos, es en lo único que tienen el control de su vida: adelgazar, cada vez un poco más. Sin embargo, emocionalmente están destruidos: se sienten tristes, incomprendidos, ven reducidas sus actividades, sus intereses... y de una forma extraña, lo único que les consuela es seguir perdiendo peso

PROBLEMAS FAMILIARES Y SOCIALES EN ANOREXIA

El paciente anoréxico tiene relaciones familiares y sociales empobrecidas. Su propio aislamiento y sensación de incomprensión le produce un alejamiento cada vez mayor de las personas queridas.

el paciente anorexico empobrece sus relaciones familiares y sociales

CÓMO SE INICIA EL TRATAMIENTO DE LA ANOREXIA NERVIOSA

Para comenzar el tratamiento psicológico con una persona que padece anorexia nerviosa, lo primero que hay que tener en cuenta es la gravedad en que se presenta el trastorno, ya que en algunos casos la severidad es tal que requiere comenzar con una hospitalización de forma previa al abordaje psicológico. Obviamente lo ideal sería comenzar el tratamiento psicológico al detectar los primeros síntomas de que puede estar apareciendo este problema.

PROGRAMA MULTICOMPONENTE TRATAMIENTO ANOREXIA NERVIOSA

el tratamiento de la bulimia nerviosa lleva objetivos concretos en diferentes áreas que afectan al problema




BULIMIA NERVIOSA

La bulimia nerviosa suele ser diagnosticada más tarde que la anorexia debido a que la persona afectada de bulimia tarda más en acudir al médico, no presenta pérdida de peso y oculta sus conductas anómalas.

LA TRIADA CARACTERÍSTICA DE LA BULIMIA

El atracón. Una ingestión masiva y desaforada de alimentos de hasta 15.000 o 20.000 calorías, durante un tiempo variable en que el paciente experimenta una pérdida de control y gran dificultad para dejar de comer.

La frecuencia de los atracones es variable: varias veces al día, todos los días o alguna vez al mes. La persona bulímica pierde el placer de comer, ya que la ingesta se realiza sin hambre y de forma desordenada. Se acaba de comer por cansancio físico o por malestar (náuseas, vómitos o dolor de vientre). 

Las conductas compensatorias. Están destinadas a impedir el aumento de peso.


CONSECUENCIAS FISICAS Y PSICOLÓGICAS DE LA BULIMIA

Las complicaciones más importantes se derivan de los vómitos y del abuso de laxantes. En general, presentan cansancio físico y psíquico, con disminución de los rendimientos escolares y laborales; acaban por abandonar totalmente sus obligaciones, su aseo y su persona.

Alteraciones digestivas. Son las más frecuentes, entre las que destacan úlceras en el esófago, por el paso del contenido del estómago a la boca; aumento del tamaño de las glándulas salivares; dilatación del estómago o rotura, ya sea por la ingesta masiva o por el esfuerzo al vomitar; pérdida significativa del esmalte dental y aparición de caries dentales; callosidades en las manos (signo de Russell), por el paso ácido del vómito autoprovocado por el dorso de la mano.

Alteraciones respiratorias. Puede aparecer ronquera crónica e infecciones pulmonares por la aspiración hacia el pulmón de alimentos al vomitar.


TERAPIA DE ELECCIÓN EN BULIMIA NERVIOSA

Descripción de la terapia cognitivo-conductual de Fairburn

Fairburn divide su terapia en 3 etapas, cuyas pautas básicas resumimos seguidamente: 


PRIMERA ETAPA. 

Suele durar 8 sesiones con una entrevista semanal. Se llevan a cabo las siguientes tareas. 

A) Explicar al paciente el modelo cognitivo de la Bulimia Nerviosa e ir clarificándolo a lo largo de las sesiones.

SOBREINGESTA COMPULSIVA

la sobreingesta compulsiva esta relacionada con un problema de ansiedad
La sobreingesta compulsiva se caracteriza por episodios repetidos de atracones que generan en el sujeto el sentimiento de no poder controlarlos voluntariamente. Aunque no todas las personas con sobreingesta compulsiva son obesos, aproximadamente el 70% de estos individuos presentan niveles de sobrepeso moderados o graves.

A diferencia de las personas obesas, los comedores compulsivos no suelen hacer dietas severas, ni tienen una gran insatisfacción con su imagen corporal, como les ocurre a anoréxicas y bulímicas.

DEPRESIÓN EN OBESIDAD MÓRBIDA

La Depresión puede ocurrir en cualquier persona, aunque en pacientes con obesidad mórbida exista un porcentaje mucho más alto que en la población general que tiene a ser más severa y de tratamiento más difícil. La obesidad mórbida no es causa de depresión, sin embargo, contribuye para la dificultad en la resolución del cuadro por el hecho de complicar, y muchas veces imposibilitar actividades de la vida diaria, interacción social, busca de empleos y relaciones afectivas. La reducción del peso, combinada con tratamiento médico y psicológico proporciona una salud emocional más equilibrada.

EVALUACIÓN PSICOLÓGICA EN CIRUGÍA BARIÁTRICA

La cirugía bariátrica es una intervención quirúrgica que pretende que los pacientes obesos a ella sometidos pierdan peso y no vuelvan a recuperarlo. Las técnicas quirúrgicas combinan técnicas restrictivas y técnicas malabsortivas, para ello se realizan cortocircuitos gastrointestinales a fin de que los alimentos no recorran todo el intestino, o no se mezclen con los jugos digestivos, en especial en aquellas zonas donde las grasas son absorbidas. Estas técnicas son muy eficaces para perder peso puesto que consiguen por un lado que los pacientes obesos no tomen tanta cantidad de alimentos y por otro que los alimentos ingeridos no sean bien aprovechados por el organismo.